Abrevando

Abrevando

José Antonio Lavín Reyna

“El que tiene más saliva, traga más pinole”: Dicho popular.

 

Ni diluvio ni retroceso.

México no es de los países más pobres, pero sí de los más desiguales. Mientras en la lista de los hombres más ricos del mundo se encuentran empresarios mexicanos, existen diez millones de habitantes en México que viven en pobreza extrema y no tienen garantizadas 3 comidas al día. El informe de Oxfam México señala que en más de 20 años del programa gubernamental Prospera, y de haber invertido un millón de millones de pesos desde 1997, a la fecha no ha prosperado el combate a la pobreza y a la desigualdad. Mientras muchos se dicen temerosos de que pueda ganar la Presidencia un partido de izquierda, lo raro es que con el grado de marginación y desigualdad que existe no haya gobernado la izquierda en nuestro país. Y esto ha sido así porque la izquierda mexicana ha sido muy mala al no tener una clara agenda social, ser incongruente y muy corrupta. Hoy podemos decir que muchos de los integrantes de la izquierda mexicana “De haber sido hombres de lucha convertidos en burgueses y abusones de poder”.

Todo indica que este 1° de julio se dará seguramente el triunfo de AMLO, por ello en estos días previos a tal fecha, se han incrementado las campañas del miedo emprendidas tanto por el PRI como el PAN y de manera soterrada por la cúpula de los empresarios, las anteriores han fracasado rotundamente. Estas campañas, impulsadas por los mismos actores de siempre, fueron determinantes en el pasado para inclinar la balanza electoral en contra de AMLO, especialmente porque su ventaja relativa con respecto a sus competidores era muy pequeña, a diferencia de ahora.

La razón por la que no han funcionado las campañas del miedo, es porque la mayoría de los electores asimilaron o entendieron las enormes mentiras y amenazas en que están basadas estas campañas, muchas de ellas grotescas, rayanas en la caricatura o en un panorama apocalíptico y catastrófico que traería el triunfo de AMLO. Lo paradójico es que su efecto se tradujo en un reforzamiento de los votos para López Obrador.

Las encuestas no pueden prever un cambio repentino en esas preferencias, así como tampoco pueden medir el sentir de los votantes que no responden o que ocultan su preferencia, pero, con todas sus deficiencias, ofrecen un mapeo más o menos certero de las inclinaciones de los ciudadanos, más cuando son sistemáticas.

De este modo, el país está a punto de vivir un parte aguas político de grandes consecuencias. AMLO es una incógnita en términos de gobierno y se desconoce el alcance de algunas de sus propuestas, muchas de ellas confusas y larvarias. Pero de ahí a creer o difundir que puede llegar el diluvio con su triunfo, o que el país puede retroceder aún más, es faltar a la verdad.

El próximo gobierno deberá emprender acciones que generen confianza en nuestro país al tiempo que abonen la credibilidad en el gobierno y en sus instituciones. Deberá combatir la lacerante corrupción que impera en el sector público, en muchos casos en colusión con “empresarios”.

También deberá siempre pugnar por el fortalecimiento y ejercicio de todas y cada una de nuestras libertades, las cuales serán el mejor baluarte para hacerle frente a lo que venga.

Algo Más…

En los tiempos actuales, la situación que más agravia a una gran parte de la sociedad mexicana, es la seguridad de mantenerse con  vida, de no sufrir menoscabo de su patrimonio y de perder su modo de vida, que  no es cosa menor. Y menos cuando los síntomas, ya identificados, no decrecen, sino que éstos aumentan. Los candidatos, todos sin excepción, se dedican a denigrarse entre ellos, antes que preocuparse por darnos a conocer la forma en que se ocuparán por la seguridad y bienestar de nuestras familias, de su integridad física. Es lo menos que podrían hacer, ya que este gobierno nunca modificó su postura del Mando Único y de mantener al Ejército y Marina en las calles.

Es urgente el restablecimiento de la paz republicana porque sin ella ningún tipo de progreso es posible y el solo hecho de vivir en el territorio nacional resulta sumamente ingrato y hasta imposible. Por eso muchas familias han seguido la ruta del exilio dejando atrás vidas y haciendas y las cosas no deben seguir así. Se habla de un pacto patriótico de cogobierno con los jefes del crimen organizado. Se habla de la legalización del trasiego y consumo de drogas, de amnistía, pero no hemos visto posicionamientos concretos y mucho menos viables.

De risa las campañas en Iguala: carros de sonido con canciones que ofenden el intelecto y lastiman la audición. Sus promesas ni siquiera son moneda de cambio; son falsas e inicuas. Los ciudadanos de cualquier municipio, insisto, quieren seguridad, ya sea a través del Mando Mixto Policial, Guardia Nacional,  Policía Municipal segura e incorrupta; al igual que inversión pública sin corrupción en alumbrado público, recolección de basura, agua potable y mantenimiento de parques y jardines. No jaladas de teatros, nuevo lienzo charro, continuación del Acuaférico sin otra planta potabilizadora. Demandamos cosas serias.

CDVI.- Nuevamente los pésimos trabajos sobre el anillo periférico en su parte nororiente. Está intransitable. La dichosa guarnición que al hermano del alcalde se le ocurrió colocar evitaron el escurrimiento del agua, lo que ocasionó la destrucción de la carpeta asfáltica, que apenas en Febrero se había colocado. El drenaje no fue en Adolfo López Mateos, sino en Miguel Hidalgo, un tramo de 80 metros sin terminar.

Quedan siete días de campaña; las canciones y falsas promesas quedarán silenciadas y como siempre los ciudadanos seguiremos teniendo gobierno mediocre, corrupto e indolente a las necesidades apremiantes de la población.  Ninguno firmó ante la presencia de un Notario Público su compromiso de  reducir el gasto corriente en sueldos y salarios al cuerpo edilicio en no más de 10 salarios mínimos diarios en la plaza pública ante la sociedad, con las firmas de los probables regidores de su planilla; a desaparecer la partida de apoyo para gestoría social a cada regidor; a suspender el apoyo para gasolina y pago de tiempo aire a celulares; a reducir a solo dos los asistentes de cada regidor y que su pago sea bajo el régimen de honorarios, así como comprometerse  a transparentar la nómina con su publicación en los estrados de la tesorería municipal, y que los ahorros sean utilizados para el mantenimiento o arrendamiento de carros recolectores y de los parques y jardines de todo el municipio.

Sabías que: No se puede chiflar y comer pinole.

Hasta la vista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s