LECTURA POLÍTICA

LECTURA POLÍTICA

Noé Mondragón Norato

 

Desgastes prematuros de Adela

la alcaldesa de Acapulco, la morenista Adela Román Ocampo, los conflictos comienzan a reventarleY no tanto por su ausencia de operación política a quince días de haber tomado protesta, sino al considerable efecto que logró generar con sus declaraciones en relación a la operación de la delincuencia organizada, infiltrada en la comuna porteña. Hay puntos que es preciso acotar.

PEDRADAS AL AVISPERO.- La alcaldesa de Acapulco comenzó manejando un discurso hasta cierto punto, rupturista. Se entiende que así debe hacerlo. Pero hay intereses que no están de acuerdo con esa percepción. Y se lee así: 1.- De entrada, admitió un quebranto financiero en la alcaldía. No manejó cifras. Pero el pasado viernes 12 de octubre, reveló que necesitaba mil 400 millones de pesos para saldar algunas cuentas heredadas por la administración que presidió el perredista Evodio Velázquez Aguirre. Curiosamente, no solicitó la ayuda del gobierno estatal, sino que apeló a los apoyos “mediante una carta” al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. 2.- Adela Román, prometió quitar las bases laborales que habrían sido otorgadas por la pasada administración municipal, a los empleados del ayuntamiento. Desde funcionarios prominentes. Hasta diputados de su propio partido. Pero no ha dicho en qué nivel se quedaron esas negociaciones. Se limitó a reunirse con los agremiados de la sección 14 del Suspeg. En los hechos, Adela podría doblarse en esos acuerdos. Y mantener a dichos trabajadores basificados, por presión política.3.- Pero la postura de la alcaldesa que pudo meter mucho más ruido, fue cuando afirmó que “se va a acabar con la cuota diaria que los jefes de la policía preventiva, exigen a los policías”. Y sustituiría dicho escenario, con la capacitación y el mejoramiento de sus condiciones de vida y de trabajo. Ese mismo día y cuando el reloj marcaba las tres de la tarde con quince minutos, unos delincuentes mataron a balazos a la oftalmóloga del IMSS, Reyna Valenzo Pérez, en el fraccionamiento Hornos, muy cerca de la zona de Hospitales. Intentaron despojarla de su vehículo. Los criminales sin querer –o quizás deliberadamente-, le dieron de pedradas al avispero. El crimen de Reyna Valenzo, con una vida profesional de más de 30 años, se convirtió en el primero de gran impacto para la alcaldesa. Médicos, enfermeras y hasta personas de la sociedad civil marcharon ayer domingo, exigiendo justicia ante la irrefrenable ola de violencia y espiral del crimen. 4.- El crimen de la oftalmóloga, es similar al de la doctora, Adela Rivas Obé, -también del IMSS- quien desapareció el 22 de septiembre de 2016 y fue encontrada muerta el martes 11 de octubre de ese mismo año en Zihuatanejo. El escándalo de ese crimen chamuscó con fuerza al ex fiscal Xavier Olea Peláez, cuando públicamente, le dio un sello pasional. Y fue obligado a disculparse por tan garrafal error. Al autor del homicidio Edgar Arturo, lo capturaron. Está pendiente su sentencia. El punto es que, para el caso de Reyna Valenzo, las presiones no solo van a quemar una parte del capital político de Adela Román, sino que alcanzarán con fuerza al titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Jorge Zuriel de los Santos Barrila, envuelto en las flamas de su propio escándalo personal. Y de ahí, subirán hasta el gobernador Héctor Astudillo. Porque es real que el problema de la inseguridad y la violencia en Acapulco, no solo es responsabilidad de la autoridad municipal; sino de la estatal y la federal. El punto desfavorable para la alcaldesa del Morena, es que apela a los apoyos de López Obrador que no llegarán hasta después del 1 de diciembre; Peña Nieto ya se va y no le interesa qué tanto se siga disparando la violencia; el gobernador Astudillo, al parecer, la dejará sola un mes y quince días. Tiempo durante el cual el desgaste será mayor. Y si no, al tiempo.

HOJEADAS DE PÁGINAS…Pese a que el alcalde de Tlapa, el morenista Dionicio Pichardo García, no acepta la presencia de la Policía Comunitaria de la UPOEG en su municipio, Bruno Plácido Valerio –dueño de esa franquicia- insiste en mantener sus fuerzas en esa demarcación. ¿De verdad estará interesado en la seguridad de los habitantes de aquel municipio? ¿O esconde los verdaderos camuflado con ese sucio y desgastado ropaje?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s