PATADAS BAJO LA MESA

Moisés Ocampo Román

Estaba Juan Diego viendo desde el cielo a Iguala, junto con la Virgen María de Guadalupe, y ésta fue la plática:

JD: “Ve como tu pueblo te quiere virgencita”.

VG: Mi pueblo no es ese…

JD: ¿Cómo dices eso? No entiendo.

VG: Si quieren venerarme no es necesario ningún sacrificio. Yo no sé quién les dijo que a mí me gusta que vayan corriendo hacia el cerro para buscarme. Además, no me gusta que vayan tirando basura por la calle. De verdad, que asco de personas. Esos tienen la fe de molestar y ensuciar, y no me gusta. Y luego llegan a la Iglesia y se ponen a beber alcohol. Si es por mí, mejor ni hagan nada, no es precisamente lo que me gusta. Yo quiero que oren, que sean buenos cristianos, que ayuden al prójimo, y que no molesten a los vecinos con música estruendosa o con borracheras de barriada. Así aunque no me quieran.

JD: Pero, madre mía son tus hijos.

VG: ¡Claro que sí! Y los quiero, pero no soporto esa manera de ser. Y luego muchos de ellos van para el desmadre. Bueno, con decirte que en ese peregrinar han salido muchachas embarazadas, o que ya no regresan a su casa porque se van con el novio. Ahí qué les digo a los padres ¡Me siento culpable! Si por mí fuera no me gustaría que me sigan festejando de esa manera. Por qué no mejor que en lugar de esas carreras tontas, y con ese esfuerzo ayudan a tener su entorno bien, o ayudar a darle de comer al hambriento y de beber al sediento.

JD: Por eso virgencita, se le da de beber al sediento.

VG: No seas sarcástico que no te queda hijo de Tonatzi ¡No te queda!

JD: ¡No virgencita! Me refería que les dan en su trayecto y su caminar café, chocolate, agua y refrescos.

VG: Si, pero resulta que la gente que les da en su camino esos líquidos es porque quieren expirar alguna culpa, o creen que con eso voy a voltear a verlos, cuando lo único que ocasionan es ensuciar las calles. Y los milagros no se los concedo por cochinos. Por eso no me gusta que me festejen, no de esa manera.

JD: Entonces no le gusta nada.

VG: Me gusta mucho cuando alguien está orando por todos, cuando me entonan las mañanitas y cuando no molestan a terceros por festejarme.

JD: Pero en todo el camino le van cantando y echándole porras.

VG: ¡Virgen santísima! Que eso de…dame una G, dame una U, dame una A….digo ¡no frieguen! Échenle una porra al Cruz Azul que lo va a necesitar el Domingo.

JD: Ya me voy virgencita. La guadalupana, la guadalupana, la guadalupana…

VG: ¡Cállate Juan Diego!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s